Reportan que Trump propuso a Erdogan un acuerdo por 100.000 millones de dólares a cambio de renunciar a los S-400 rusos

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofreció a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, un acuerdo comercial por 100.000 millones de dólares, así como una “solución alternativa” para evitar las sanciones por la compra de los sistemas de misiles antiaéreos rusos S-400, informa el diario The Washington Post citando a altos funcionarios de la Administración estadounidense.

Según la publicación, una propuesta similar a la mencionada ya había sido planteada anteriormente por Trump, pero la retiró después de que Turquía iniciara su operación militar contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria a inicios de octubre. No obstante, la parte estadounidense ha vuelto a realizar la oferta en una carta enviada la semana pasada a Erdogan. Los dos mandatarios se reunirán este miércoles en la Casa Blanca.

“Retiramos [la propuesta] de la mesa, obviamente, cuando los turcos entraron” en Siria, dijo una de las fuentes. Pero “una vez que se logró el alto el fuego, decidimos volver a poner la oferta, incluida la visita [oficial de Erdogan], sobre la mesa”, agregó.

Las condiciones de la oferta

A cambio de los ofrecimientos de Washington, Ankara tendría que continuar con su adhesión al acuerdo del cese el fuego en Siria, alcanzado el 17 de octubre, y apoyar los objetivos de EE.UU. de evitar un resurgimiento del Estado Islámico en el país árabe, así como el establecimiento de un gobierno sirio estable y representativo.

“Lo segundo es que se resuelva lo del S-400 a nuestra satisfacción“, comentó la fuente. La compra del sistema ruso de defensa antimisiles por parte de Turquía provocó que EE.UU. eliminara a ese país del programa de los cazas de quinta generación F-35 y estudie la implementación de sanciones contra Ankara.

Trump ha retrasado la imposición de las sanciones, pese a la insistencia de algunos miembros de su propia Administración y de congresistas. Según el Pentágono y la OTAN, el S-400 comprometería las capacidades de sigilo del F-35 y perjudicaría a la Alianza Atlántica, de la que Turquía es miembro.

“La resolución de problemas importantes”

Lo que la Administración estadounidense espera ahora con su propuesta es que los sistemas de defensa antimisiles rusos comprados por los turcos no lleguen a ser operativos, para que de esa forma no puedan tener acceso a las “comunicaciones y defensas del F-35”, señaló otro de los funcionarios citados por el periódico.

Por otro lado, la visita oficial de Erdogan a EE.UU. “es una oportunidad para alcanzar un compromiso sincero” y abordar los desafíos que enfrentan las relaciones entre ambos países. “El logro de cualquier objetivo comercial, primero requiere un avance concreto hacia la resolución de problemas importantes, como la compra del S-400 rusos por parte de Turquía”, indicó la fuente.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...