Rusia: La crisis política en Bolivia siguió un patrón de golpe de Estado orquestado

Moscú percibe con preocupación el “dramático desarrollo” de la crisis política en Bolivia, donde “la ola de violencia desatada por la oposición” impidió completar el mandato presidencial de Evo Morales, expresó este lunes el Ministerio ruso de Exteriores mediante un comunicado.

Asimismo, el documento constata la “gran inquietud” que suscita el hecho de que durante la crisis “la disponibilidad del Gobierno [boliviano] para la búsqueda de soluciones constructivas basadas en el diálogo fue arrasada por hechos que se sucedieron siguiendo un patrón de golpe de Estado orquestado“.

Solución constitucional

Ante esta situación, Rusia insta a todas las fuerzas políticas de Bolivia a actuar “con cordura y responsabilidad”, así como a buscar una “solución constitucional” en beneficio de “la paz, la tranquilidad” y “la restauración del control de las instituciones estatales”, así como para “garantizar los derechos de todos los ciudadanos y el desarrollo económico del país”, con el que Rusia mantiene “relaciones amistosas” y una “interacción constructiva”.

Finalmente, Moscú confía en que “el mismo tipo de enfoque responsable” sea demostrado por “todos los miembros de la comunidad internacional”, incluidos los “vecinos de Bolivia en la región de Latinoamérica” y los “países influyentes fuera de la región y las organizaciones internacionales”.

Sin intervención externa

Por otra parte, Rusia espera que la situación actual en Bolivia sea resuelta por la vía legal y sin intervención extranjera.

“En este momento, instamos a todos a mantener la calma y esperamos que el desarrollo de la situación en Bolivia sea en el marco de la ley”, señaló el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, citado por TASS.

“Esperamos que, por supuesto, los bolivianos decidan ellos mismos su destino, sin ninguna intervención de terceros países“, añadió.

  • Evo Morales renunció al Ejecutivo este 10 de noviembre después de que las Fuerzas Armadas y la Policía de Bolivia pidieran públicamente su dimisión, una iniciativa que varios dirigentes del mundo definieron como “golpe de Estado”.
  • La tensión en Bolivia se desató tras las últimas elecciones presidenciales, cuando Morales se impuso en primera vuelta y la oposición denunció “fraude electoral” por la difusión temporal de los resultados provisorios.
  • Un equipo de auditores de la Organización de Estados Americanos (OEA) sostuvo que en esas elecciones hubo irregularidades.
  • Evo Morales propuso celebrar nuevos comicios, pero desde la oposición continuaron las acciones de protesta exigiendo su renuncia.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...