El país en el que solo una persona puede usar internet.

Un abogado en Sudán le dijo a la BBC que recuperó el uso de internet tras tres semanas de bloqueo… pero por ahora solo él tiene acceso en todo el país.

Abdel-Adheem Hassan ganó una demanda este domingo contra la operadora de redes de telecomunicaciones Zain Sudan por ejecutar el bloqueo, que fue ordenado por las fuerzas militares del país norafricano.

Sin embargo, dice que por ahora su victoria solo le beneficia a él porque el caso fue presentado a título personal.

El gobierno de Sudán cortó el acceso a internet luego de que las fuerzas de seguridad dispersaran violentamente las protestas que tuvieron lugar en el centro de Jartum, la capital del país, el pasado 3 de junio.

“El gobierno envió sus cuerpos de seguridad, que hicieron uso de fuerza letal, para aplastar las protestas, y también cortó el acceso a internet porque la gente se movilizó a través de las redes sociales”, explicó desde Sudán el corresponsal de seguridad de la BBC Tomi Oladipo.

Los manifestantes pedían el fin del gobierno militar que tomó el control tras un golpe de Estado en abril contra el expresidente Omar al-Bashir, quien presidió el país durante 26 años.

Hassan dice que actualmente él es el único ciudadano de Sudán que puede acceder a internet sin complicaciones. Asegura que volverá a los tribunales este martes para defender el derecho de la población de Sudán a usar la red.

“Tenemos una sesión en el tribunal este martes y otra al día siguiente. Esperamos que un millón de personas recuperen el acceso internet hacia el final de la semana”, le contó a la BBC.

El reportero de la BBC Mohamed Osman confirmó desde Jartum que la internet permanece bloqueada en la nación africana.

También dijo que la compañía de telecomunicaciones “no proporcionó órdenes escritas para desconectar internet” y que “todo el mundo está tratando de eludir responsabilidades”.

“Nadie quiere ser personalmente responsable; es un crimen y una violación internacional de los derechos humanos“, explicó el corresponsal.

Este lunes, Naciones Unidas urgió a las autoridades sudanesas a permitir la entrada al país de observadores de derechos humanos y a terminar la “represión” contra los manifestantes.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet, pidió al gobierno militar que ponga fin al cierre de internet durante su discurso de apertura en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza.

“El inspirador y pacífico levantamiento popular en Sudán, con su llamamiento a un gobierno democrático y a la justicia, ha sido recibido con una brutal represión por parte de las fuerzas de seguridad este mes”, dijo la expresidenta de Chile.

“Los sudaneses tienen derecho a expresar sus opiniones y, como en otras partes, a vivir en libertad y en paz, gozando del Estado de Derecho y de las condiciones necesarias para la dignidad”, agregó en su intervención.

¿Qué está pasando en Sudán?

El ejército de Sudán derrocó al antiguo presidente Bashir en abril, tras meses de protestas y disturbios. Las primeras manifestaciones masivas ocurrieron en diciembre.

Un consejo de generales asumió el poder el 11 de abril, pero ha tenido dificultades para devolver la normalidad al país.

El Consejo Militar de Transición (TMC), compuesto por siete miembros, está dirigido por el teniente general Abdel Fattah Abdelrahman Burhan. El organismo dice que debe estar en el poder para garantizar el orden y la seguridad.

Pero muchos ciudadanos quieren un gobierno civil.

El consejo se enfrentó a la condena internacional por lanzar un ataque violento contra los manifestantes en Jartum el 3 de junio, que dejó al menos 30 muertos.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...