Audiencia sobre extradición de Assange fue fijada para febrero de 2020

El servicio de Enjuiciamientos de la Corona del Reino Unido solicitó al Tribunal de Magistrados de la ciudad de Londres la audiencia de extradición para el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para finales de febrero de 2020.

Según reseña RT Noticias, el ministro de Interior británico, Sajid Javid, firmó el pedido del Departamento de Justicia de Estados Unidos (EEUU) para la extradición del ciudadano australiano-ecuatoriano.

Además, los abogados del activista han aceptado la fecha y solicitaron que se asigne un juez lo antes posible.

El portal del fundador de Wikileaks se hizo famoso por publicar miles de documentos secretos del Departamento del Estado norteamericano, por lo que Assange teme ser extraditado a Estados Unidos ya que allí se enfrentaría a la posibilidad de ser condenado a la pena de muerte o hasta 175 años de prisión por divulgar información clasificada.

Al conocer la noticia, el exoficial de Inteligencia John Kirakoy, quien cumplió dos años de cárcel por revelar el programa de torturas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su siglas en inglés) en 2017, manifestó que Assangue jamás tendrá un juicio justo en EEUU, reseña Prensa Latina.

Expresó que al periodista solo le queda encomendarse a Dios y rezar porque su caso llegue ante un gran jurado donde haya jueces honestos que vean la verdad.

Por su parte, el exparlamentario británico George Galloway advirtió que la extradición del fundador de Wikileaks sería un golpe “para todos los buscadores de la verdad” y tendrá graves consecuencias en el periodismo.

El pasado mes, Julian Assange debía asistir a la audiencia en el tribunal de magistrados de Westminster en relación con la solicitud de Estados Unidos. Sin embargo, al estar enfermo no podía comparecer y fue postergada hasta este viernes.

De acuerdo con su estado de salud, que ha sufrido un deterioro, la audiencia podría tener lugar en la prisión de Belmarsh.

Assange llevaba refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia. No obstante, el 11 de abril, el activista australiano fue despojado de su asilo diplomático por órdenes del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y a la fuerza fue arrestado por las autoridades británicas, en la cárcel de Belmarsh, en el sudeste de Londres.

AVN –

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...