Apple independiza al iPad y al Apple Watch del iPhone.

En un momento en el que las ventas de teléfonos iPhone se han estancado o van a la baja en todo el mundo, Apple ha decidido dotar de más autonomía al resto de sus productos con la presentación hoy de un sistema operativo propio para el iPad y una app store para el reloj Apple Watch.

A diferencia de lo que es habitual, el centro de atención en la jornada inaugural de la conferencia de desarrolladores WWDC de este año no fue la última versión del sistema operativo para móviles iOS, sino precisamente la autonomía que otros dispositivos de Apple han ganado con respecto al producto estrella de la compañía.

Desde que salieron al mercado hace casi diez años, las tabletas iPad (que hasta la fecha operaban con iOS) tendrán por primera vez un sistema operativo propio, el iPadOS, diseñado para sacar el máximo partido a las potencialidades específicas de la tableta, como por ejemplo las multitareas.

La mayoría de cambios de iPadOS con respecto a iOS lo alejan del móvil y lo acercan a las funcionalidades del ordenador, ajustándose así a la naturaleza de las tabletas, a medio camino entre ambos dispositivos.

Se mejora la capacidad para trabajar con varias pantallas abiertas a la vez (incluso varias pantallas de la misma aplicación), se añade la posibilidad de abrir los contenidos de tarjetas SD y memorias USB directamente en la aplicación de archivos y se modifica el navegador Safari para acercarlo al del Mac.

Además, el nuevo sistema operativo reduce la latencia del lápiz digital de 20 a 9 milisegundos.

En lo relativo al Apple Watch, la firma que dirige Tim Cook anunció este lunes en el centro de convenciones McEnery de San José (California, EE.UU.) que el nuevo sistema operativo, el WatchOS 6, permitirá acceder directamente a la tienda virtual de aplicaciones app store de forma autónoma, es decir, sin depender del iPhone.

Aunque el reloj inteligente sigue teniendo que estar vinculado al teléfono, el hecho de que se puedan comprar y descargar aplicaciones directamente desde el dispositivo incrementa enormemente su autonomía.

Por otro lado, la compañía de Cuperino aprovechó la ocasión para poner punto y final a uno de sus productos más icónicos, el reproductor y tienda de música y vídeos iTunes, que será reemplazado por tres servicios distintos centrados cada uno en una funcionalidad: Apple Music, Apple Podcasts y Apple TV.

De este modo, casi dos décadas después de que lo anunciase Steve Jobs en 2001 y de haber contribuido decisivamente a revolucionar la forma de consumir música y sus consiguientes implicaciones para la industria, iTunes desaparecerá en el nuevo sistema operativo para ordenadores Mac, el macOS 10.15 Catalina.

Además de eliminar iTunes, macOS Catalina (nombrado así en honor a la isla de Santa Catalina, en el condado californiano de Los Ángeles) presenta como principal novedad la compatibilidad con aplicaciones diseñadas para iPad, de manera que los desarrolladores que hasta ahora se centraban exclusivamente en las tabletas podrán trasladar sus productos a los ordenadores Mac.

La firma de Cupertino también ha introducido en el nuevo sistema operativo una función que permite usar el iPad como pantalla secundaria del ordenador, así como la posibilidad de controlar el dispositivo únicamente mediante órdenes de voz, algo pensado especialmente para las personas con discapacidad física.

Todos estos anuncios eclipsaron el que tradicionalmente es el plato fuerte de WWDC, la actualización de iOS para iPhones, que en su decimotercera versión introduce el modo oscuro para la totalidad del sistema.

Con este movimiento, Apple se suma a una tendencia generalizada en la industria (Google ya anunció la misma modalidad hace unas semanas para Android Q), que permite aumentar el tiempo de autonomía de la batería y ofrece una estética muy apreciada por algunos usuarios, además de supuestamente mitigar los efectos nocivos de pasar demasiado tiempo expuesto a una pantalla.

El modo oscuro se activa y desactiva desde el menú de configuración o desde un botón específico en el centro de control y ennegrece aplicaciones como Apple Music, Notas, Mensajes, Fotografías, Calendario y la propia interfaz del teléfono.

El Mac Pro, que cuesta 6.000 dólares
Apple anunció este lunes un rediseño completo del ordenador más potente de su línea Mac, el Mac Pro, pensado para profesionales del mundo de la edición de vídeo e imágenes, y que tiene un precio de salida de 5.999 dólares, que puede aumentar significativamente en función de las prestaciones.

El nuevo dispositivo de la compañía de Cupertino (California, EE.UU.) tiene un procesador Intel Xeon de hasta 28 núcleos y potencia de hasta 300W, así como una tarjeta aceleradora Afterburner que puede procesar 6.000 millones de píxeles por segundo durante la edición de vídeo.

La memoria de sistema del Mac Pro puede llegar a los 1,5 terabytes, con ocho ranuras de expansión PCI Express (el doble de los que tenía la torre del anterior modelo de Mac Pro) y, en cuanto a los gráficos, incluye una GPU Radeon Pro 580X que puede ser sustituida por una Radeon Pro Vega II, con 14 teraflops y 32GB de memoria.

Junto al renovado Mac Pro, la firma que dirige Tim Cook presentó una pantalla LCD de 32 pulgadas bautizada como Pro Display XDR de rango dinámico y resolución Retina 6K con más de 20 millones de píxeles, que se venderá por 4.999 dólares más 999 dólares para el soporte.

Tanto el Mac Pro como la pantalla saldrán a la venta en otoño.

Estos dos fueron los únicos anuncios de hardware que la firma de la manzana mordida llevó a cabo durante la jornada inaugural de la conferencia de desarrolladores WWDC19 que se celebra estos días en el centro de convenciones McEnery de San José (California), un evento normalmente dominado por el software.

En este campo, la empresa presentó actualizaciones de su sistema operativo para iPhone, el iOS 13, para ordenadores, el macOS Catalina, para relojes inteligentes, el WatchOS 6, y, por primera vez, un sistema operativo propio para las tabletas iPad, el iPadOS.

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...