El ‘arma nuclear’ china en la guerra comercial: Golpear la economía de EEUU con la venta de sus bonos del Tesoro

Este lunes el editor jefe del periódico estatal chino Global Times, Hu Xijin, escribió en su cuenta de Twitter que además de que Pekín podría dejar de adquirir recursos energéticos y productos agrícolas de EEUU, así como reducir contratos para la compra de aviones Boeing y restringir el comercio bilateral de servicios en medio de la guerra arancelaria con Washington, muchos especialistas chinos también estudian “la posibilidad de deshacerse de los bonos del Tesoro de EEUU y cómo hacerlo específicamente”.

De momento China posee 1,13 billones de dólares en bonos del Tesoro, que solamente es una fracción de un total de los 22 billones de dólares de la deuda nacional de EEUU, pero que constituye un 17,7 % entre todos los países que invirtieron en ello.

En el caso de que el Gobierno chino decida reducir su papel en el mercado, la economía estadounidense, que depende en gran medida de la compra de sus valores por entidades soberanas, podría verse perturbada. Algunos analistas incluso compararon este potencial paso con un arma nuclear, cuyo uso conllevaría consecuencias para todas las partes.

Robert Tipp, jefe de estrategias de inversión y de bonos globales de PGIM Fixed Incom, comentó a CNBC que ha hablado del tema con distintos expertos, y sostuvo que se trataría de “una opción nuclear autodestructiva” que por un lado puede servirle a China como una “moneda de cambio”, pero al mismo tiempo “pone en peligro el valor de algo en lo que están profundamente involucrados”.

Para el economista Sung Won Sohn, presidente de SS Economics, esta opción es “la mayor arma que tienen” los chinos y a la que “van a recurrir” en caso de la presión de Washington, mientras que Kim Rupert, director general de análisis de renta fija global en Action Economics, opina que “China a lo mejor seguirá utilizándolo como una amenaza”, pero que en realidad la venta de los bonos del Tesoro los perjudica más a ellos que a EEUU, dañando su propio “portafolio”.

Otra pregunta que surge ante la hipotética posibilidad de que China se deshaga de todos los valores estadounidenses es adónde destinará la gran suma invertida en ellos. Los bonos del Tesoro de EE.UU. son consideraros como unos de los más rentables del mundo debido a sus relativamente bajos riesgos y una inversión óptima y segura.

En ese sentido, el codirector de bonos globales de Janus Henderson, Nick Maroutsos, señaló a CNBC que mover los activos así “parece muy desafiante ahora”, aunque posible. “Podría suceder de manera muy gradual en un período de entre 6 y 12 meses”, indicó Maroutsos, agregando que es muy poco probable que China lo haga rápido.

  • Este lunes Pekín anunció que impondrá aranceles del 10 al 25 % sobre productos estadounidenses por 60.000 millones de dólares, medida que entrará en vigor el 1 de junio. Las nuevas tarifas afectarán a alrededor de 4.500 productos estadounidenses.
  • Previamente, Donald Trump elevó las tarifas a todas las importaciones chinas restantes, lo que afectará a los productos importados por un valor aproximado de 300.000 millones de dólares. El Ministerio de Comercio de China lamentó “profundamente” el aumento arancelario de EEUU y argumentó que no tenía más remedio que tomar contramedidas.
F/RT
F/Reuters

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...