Científico venezolano se alzó con Premio Interciencia 2018

El científico venezolano, Jon Paul Rodríguez Fernández, recibió el Premio de la Asociación Interciencia 2018, fundada en Brasil, en el año 1974, como Federación de las Asociaciones para el Avance de la Ciencia en las Américas.

El investigador, quien emprendió una carrera posdoctoral en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), en 1999 y tras casi dos décadas en el Centro de Ecología del IVIC, se hizo merecedor del galardón.

Calidad, impacto e influencia de la investigación y sus aplicaciones, fueron los parámetros evaluados por los jurados para otorgarle el reconocimiento al científico venezolano en la categoría de Ecología y Biodiversidad. La decisión del Comité Internacional de Expertos fue unánime.

Entre sus múltiples logros destacan el “Libro rojo de la fauna venezolana” (1995, 1999, 2008 y 2015) y el “Libro rojo de los ecosistemas terrestres de Venezuela” (2010), de los cuales es coautor. La publicación de estos textos abrió las puertas y fue nutrido por su trabajo con las listas rojas nacionales en el ámbito mundial desde el año 1996.

Aunque la vasta diversidad biológica venezolana no es potencial sino real, existe poca información sistemática acerca de su estado de conservación y abundancia.

“La biodiversidad aporta al bienestar y a la economía de la ciudadanía de muchas maneras: agua, alimentos, madera, entre otras, pero le prestamos muy poca atención a estos beneficios; los damos por sentado”, señaló el actual presidente de la Comisión para la Supervivencia de las Especies (CSE) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), para el período 2016-2020.

Su vínculo con la UICN comenzó en 1991, cuando fue nombrado miembro del Grupo de Especialistas en Cría en Cautividad, hoy denominado Grupo de Especialistas en Planificación para la Conservación. Con el tiempo, llegó a presidir el Grupo de Trabajo de Listas Rojas Nacionales entre 2003 y 2009.
Abriendo caminos

En Venezuela, tampoco se quedó tranquilo. Cofundó la asociación civil sin fines de lucro Provita, de la cual ha sido personal directivo (1987-2001, 2009-2012) y presidente (2001-2008 y 2013 hasta la fecha).

La Cámara Junior Internacional Zulia lo seleccionó en 2005 como uno de los Jóvenes Sobresalientes de Venezuela en materia ambiental.

Después, en 2007, ganó el Premio Nacional al Mejor Trabajo Científico, Tecnológico y de Innovación, Mención Ciencias Naturales (compartido con Jennifer K. Balch y Kathryn M. Clark) del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología. Posteriormente, en 2013, se alzó con el Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury”.

El amor por su país lo mantiene enraizado en este suelo caribeño, fértil y próspero, que ha visto parir a grandes científicos y lucha por mantener a las nuevas generaciones.

“Soy más feliz en Venezuela que en ninguna otra parte del mundo. Estoy rodeado de gente inteligente, entusiasmada y apasionada. Tengo un equipo de trabajo espectacular. A pesar de las circunstancias, siento que aquí es donde podemos tener influencia y cambiar el mundo”, sostuvo Rodríguez.

Para el investigador del Laboratorio de Biología de Organismos del Ivic, la cúspide profesional aún no se vislumbra en el horizonte. “¡Al contrario! Mi carrera acaba de empezar. Hay mucho por hacer y estos reconocimientos me dan credenciales para presentarme en el mundo de la ciencia y la academia”, precisó.

Si bien reconoce los avances (“hay menos injusticia, menos guerras, menos desigualdad y hacemos más cosas de mejor manera que hace 50 años”), persisten algunos problemas: pérdida de hábitat, disminución de especies, cambio climático global.

Y no se equivoca. Birdlife Internacional acaba de declarar como extinta en estado silvestre a Arara spix, el guacamayo azul protagonista de la película Río. “Está claro que no estamos haciendo suficiente”, dijo Rodríguez.

La Asociación Interciencia está conformada actualmente por Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Estados Unidos de América, Uruguay y Venezuela.

En nuestro país, fue registrada en 1975 bajo los auspicios de la American Association for the Advancement of Science (AAAS), la Sociedade Brasileira para o Progresso da Ciência (SBPC) y la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC), en la modalidad de organización civil internacional sin fines de lucro.

T y F/Prensa Digital MippCI, Prensa Mppeuct, Ivic

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...