Decreto de guerra del Libertador es ejemplo histórico

Este vienes se cumplen 205 años del Decreto de Guerra a Muerte firmado por nuestro Libertador Simón Bolívar.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, recordó en su cuenta en la red social Twitter este importante acontecimiento y escribió: “hace 205 años nuestro Libertador Simón Bolívar firmó el Decreto de Guerra a Muerte para castigar a los españoles que habían cometido crímenes contra el pueblo durante la Guerra de Independencia. Ejemplo histórico de lo que es capaz de hacer un pueblo decidido a ser libre”.

El 15 de junio de 1813, el Libertador de América, Simón Bolívar, declaró la Guerra a Muerte a todos los españoles, en Trujillo, Venezuela, declaración que fue calificada por algunos como de extrema crueldad, pero por otros como una necesidad improrrogable y en respuesta a los numerosos crímenes perpetrados por los españoles Domingo de Monteverde, Francisco Cervériz, Antonio Zuazola, Pascual Martínez, Lorenzo Fernández de la Hoz, José Yánez, Francisco Rosete y otros líderes realistas tras la caída de la Primera República, y por quienes habían llegado siglos antes al continente arrasando con comunidades indígenas enteras.

“Tocado de vuestros infortunios, no hemos podido ver con indiferencia a las aflicciones que os hacían experimentar los bárbaros españoles, que os han aniquilado con la rapiña, y os han destruido con la muerte: que han violado los derechos sagrados de las gentes: que han infringido las capitulaciones y los tratados más solemnes; y, en fin, han cometido todos los crímenes, reduciendo la República de Venezuela a la más espantosa desolación”, reza parte del decreto firmado por el Libertador.

Agrega que “la justicia exige la vindicta y la necesidad nos obliga a tomarla. Que desaparezcan para siempre del suelo colombiano los monstruos que lo infestan y han cubierto de sangre: que su escarmiento sea igual a la enormidad de su perfidia, para lavar de este modo la mancha de nuestra ignorancia y mostrar a las naciones del Universo que no se ofende impunemente a los hijos de la América”.

El 27 de noviembre de 1820, en Santa Ana de Trujillo, se firmó una tregua de seis meses entre España y la recién constituida Gran Colombia. Al día siguiente se firmó un Tratado de Regularización de la Guerra, el cual derogaba el decreto de 1813, abriendo paso al intercambio de prisioneros y al fin de la Guerra a Muerte.

AVN –

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...