Musical para las Madres revivió la Concha Acústica de Trujillo

Más de 600 trujillanos disfrutaron de una concierto que fusionó la música de la Orquesta Típica del estado y La Banda Laudelino Mejías, con las mejores danzas.

Un sinfín de emociones, muchos colores y suaves notas musicales llenaron el ambiente; la tarde en pleno apogeo se plagó de alegría en una celebración única, dirigida a exaltar al ser más sublime que existe, en un encuentro entre la música y la danza que se denominó Musical para las Madres y que tomó la Concha Acústica de Trujillo el pasado viernes 25 de mayo.

Eran poco más de las 5 de la tarde cuando las puertas del anfiteatro fueron abiertas y más de 600 trujillanos tomaron asiento en las gradas para disfrutar de un evento nuevo, que integró las artes musicales y escénicas en un solo escenario. Música variada y alegre sirvió para ambientar el momento y transforma el espacio en un lugar de disfrute y sano entretenimiento.

Con la intención de regalarle una tonada a mamá los músicos de la Orquesta Típica del estado se hicieron con el escenario en una demostración de talento y amor por la música. Allí los violines, violas, cuatros y mandolinas compartieron las tablas con vocalistas como Luis Cabrera, Richard Santos, Katiuska Morón y Marcos Vale, quienes interpretaron piezas del cancionero popular venezolano y mundial.

Mírame más, Desesperanza, Lágrimas Negras, La Viajera del Río, A Mi Manera, entre otras conocidas piezas se hicieron escuchar, llegando a cada rincón del anfiteatro para despertar a la audiencia, para llevarla en un paseo por el valle de la remembranza a recordar los días del romance eterno y los cuentos de hadas.

Un musical muy variado   

Terminada la presentación de la Típica la Banda Oficial de Concierto “Laudelino Mejía” procedió a ocupar la fosa de la Concha para iniciar con la segunda parte del evento. Una tanda musical que arrancó con un sabroso paso doble, La Morena de mi Copla, pieza interpretado por Luis Cabrera y disfrutada por una audiencia emocionada.

Con el escenario despejado y los instrumentos listos, la Centenaria Banda inició la segunda pieza de la noche, un homenaje a Billos que fusionó dos piezas magistrales: Epa Isidoro y Canto a Caracas, en las voces de Luis Cabrera y Rosario Navas con la puesta en escena de la agrupación Danzas Santo Domingo. Marcados movimientos dieron vida al escenario, la alegría de la música de la generación de oro impregnó el lugar de recuerdos y experiencias, reflejadas en las tablas a través de una coreografía bien montada.

La música cambió nuevamente, Maisanero y ¡Ay! Mama Inés salieron a flote desde la fosa para llegar  hasta lo más alto, invitando a la cátedra de danzas pre juvenil de la Escuela de Artes Escénicas “Segundo Joaquín Delgado”, en un número movido y lleno de alegría. Las sonrisas de las jóvenes bailarinas llenaban el escenario, mientras sus cuerpos expresaban el sabor latino con movimientos típicos de este género.

Fusión Cultural

Con la intención de celebrar a las madres y rendirle un pequeño homenaje  al Tío Simón la uno de los números fue un popurrí con 3 de sus más grandes éxitos. La Vaca Mariposa, Mi Querencia y Caballo retumbaron por toda la Concha, en una verdadera fusión de sonidos y ritmos proveniente de los instrumentos de viento y percusión.

El ambiente se llenó de llano, de tradición y costumbre, mientras que los jóvenes de Danzas Folclóricas Trujillanas se estrenaban en el escenario de la Concha Acústica. Bajo los reflectores estos bailarines demostraron el nivel dancístico del estado al son de la música de una de las más brillantes estrellas del firmamento artístico nacional.

Eran las primeras horas de la noche, el sol había desaparecido del horizonte y las luces se había encendido cuando la música volvió a sonar, esta vez el campo quedó en el pasado y la ciudad, con sus luces y sonidos cobró vida. Los instrumentos arrancaron con otro popurrí, pero en esta oportunidad eran grandes éxitos de Gloria Estefan, una pieza que avivó los ánimos e invitó a todos a aplaudir.

Al son de la música las jóvenes de cátedra juvenil de Danzas de Escuela de Artes Escénicas “Segundo Joaquín Delgado” salieron a bailar. Una presentación que mezcló el sabor latino con lo contemporáneo y que tuvo el acompañamiento de la cantante Denisse Guerra, tomó la escena para poner de pie a la audiencia y cerrar el evento con broche de oro.

Un montaje completo, con danzas, música en vivo sorprendió al colectivo invitándolo a descubrir el nivel artístico y cultural que hay en Trujillo.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...