Todo lo que debes saber sobre la vitamina B12

Los seres humanos deben su existencia a la presencia en sus respectivos organismos de una serie de vitaminas, nutrientes y otros elementos de vital importancia. Entre todos ellos uno de los más destacables debido a la trascendencia que adquiere es la vitamina B12, el micronutriente que dota de buena salud no solo a tus glóbulos rojos, sino también a las neuronas y demás entes de relevancia.

Así pues, dos aspectos tan importantes para la vida de una persona como los recientemente mencionados se ven beneficiados por la disposición en tu organismo de dicho compuesto químico, el cual tiene una particularidad que debe ser valorada: no lo producen las personas por sí mismas.

Teniéndolo en cuenta, ¿qué procedimientos debe seguir un individuo para tomar la que está considerada por muchos profesionales de la salud como una de las vitaminas del complejo B de mayor importancia? Ingiriendo alimentos como carne, amén de suplementos e incluso probióticos.

Previamente es fundamental comprender para que sirve la vitamina b12 y qué síntomas provoca su déficit. También conocido como cobalamina, el citado micronutriente se encarga de llevar a cabo otras acciones de gran importancia más allá de las anteriormente sacadas a colación. Una clara muestra es la elaboración del compuesto genético que te caracteriza. A su vez, el sistema inmunológico de los seres humanos se ve mejorado considerablemente.

Ello es de gran importancia, ejemplificándolo la época actual en la que la gripe es una epidemia en ciertas zonas de España. Gozando de un óptimo nivel de vitamina B12 en tu organismo pasas a hacer gala de una sólida defensa ante virus y otras enfermedades similares, lo cual es de agradecer por parte de individuos de todas las edades, sobre todo ancianos que sufren en demasía al padecer procesos gripales.

 

Otra función de la cobalamina hace referencia a los huesos que, gracias a la mayor actividad que tienen aquellas células destinadas a formarlos, lucen un estado envidiable, aspecto clave tanto en los individuos de avanzada edad como en los más pequeños de la casa, garantizando así un crecimiento verdaderamente sano.

Por si fuera poco la vitamina B12 también ayuda a regular el sistema nervioso al mismo tiempo en que les da a las personas la dosis de energía necesaria para llegar al final del día sin una sensación de tedio, siendo éste precisamente uno de los síntomas derivados de la deficiencia de cobalamina.

Un organismo que no tiene el suficiente nivel de vitamina B12 se muestra cansado incluso sin haber llevado a cabo esfuerzo alguno tanto físico como mental, pero no es la única muestra de que existe dicha carencia. La lengua, de hecho, puede mostrar un hinchazón que muchos sujetos achacan a un problema bucal, pero ciertamente se trata de otro síntoma.

La sensación de desequilibrio también se da con frecuencia en los pacientes cuyo grado de cobalamina dista de ser el idóneo, además de la de hormigueo tanto en el tronco inferior como en las extremidades superiores. Por si todo ello fuera poco la ausencia de vitamina B12 también afecta al cerebro causando alucinaciones que en ocasiones pueden llegar a ser muy perjudiciales.

En caso de que tú mismo detectes la existencia de alguno de estos síntomas o lo haga alguien de tu entorno es esencial acudir cuanto antes a un profesional de la salud que evalúe debidamente tu caso y lleve a cabo las pruebas oportunas para verificar si, efectivamente, padeces déficit de cobalamina.

Si no se pone remedio a dicha situación la misma iría empeorando y los efectos cada vez serían más graves. Es por ello que los médicos insisten en que, ante la más mínima sospecha de que en tu organismo no se da cita el nivel de vitamina B12 que se requiere para su correcto funcionamiento, debe efectuarse una consulta en el centro sanitario de confianza.

Como ha sido comentado anteriormente la cobalamina no es generada por el ser humano, sino que debe ser suministrada externamente. Para tal fin muchos individuos se decantan por aumentar la presencia de carne en sus respectivas dietas, además de huevos y pescado. En definitiva, potenciar la ingesta de alimentos que provienen de animales.

Sin embargo, personas en riesgo como los vegetarianos, veganos y sujetos que padecen afecciones de carácter digestivo deben recurrir a los conocidos como suplementos de vitamina B12, los cuales a fecha de hoy no es complicado encontrar en todo tipo de comercios, farmacias y tiendas especializadas.

Nuevamente conviene acudir con anterioridad a un profesional de la salud que te indique exactamente las dosis a tomar para no excederte en las cantidades, dotando así a tu organismo de la cobalamina que tanto necesita para aportarte vitalidad y conseguir que multitud de elementos funcionen correctamente, desde la sangre que circula por tus venas y arterias hasta las neuronas que permanecerán en un estado impecable sea cual sea tu edad.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...