Cortometraje Bendito Pecado cuenta una historia de amor prohibido

Como una historia de amor prohibido se presenta el cortometraje Bendito pecado, de la realizadora Marianela Aguilera, que el viernes 16 de marzo se estrena en el Teatro Bolívar, en el casco central de Caracas, a las 5:30 de la tarde.

El filme, ambientado en un pueblo costero venezolano, es una coproducción entre la casa productora Cenizas y la Villa del Cine. Encabezan el elenco Natalia Román, quien intepreta a Ana, una aspirante a chef, y Marcos Alcalá, que encarna a Luis, un trabajador social con votos religiosos.

Explicó la directora y guionista que en el cortometraje, de 23 minutos de duración, se aborda una historia de amor no tradicional, a pesar de que es recurrente. “Ana y Luis trabajan juntos y están enamorados pero reprimen su amor porque él está comprometido. Están cómodamente resignados con la rutina diaria hasta que Ana es recibida en una escuela fuera de la ciudad y debe marcharse. La repentina separación los conmociona y ellos inician una danza contra el reloj de seducción que va a traer consecuencias. Al final ellos deben tomar una decisión”, relató Aguilera.

El rodaje se realizó durante seis días en varias locaciones de Caracas, El Hatillo y el pueblo de Caraballeda, en el estado Vargas.

“Es una crítica a las reglas ya caducas y sin sentido de una sociedad que reprime una relación de amor bonito como la de ellos, de mucha condición humana, mientras que la violencia es permitida en público y sin ningún problema. Es una crítica a esa ironía”, enfatizó la realizadora sobre el mensaje que quiso llevar a través de esta producción audiovisual.

Adicionalmente a la proyección que tendrá lugar en el Teatro Bolívar, la Cinemateca Nacional exhibirá el documental en la sala del Museo de Bellas Artes el 22 de marzo a las 5:00 de la tarde en el acostumbrado espacio Estrenar el Cine Nacional. Ese mismo día se presentará en la Casa Rómulo Gallegos, en Altamira, a propósito del Festival de la Francofonía.

La Cinemateca Nacional también programó el corto para que sea exhibido en su red de salas a nivel nacional.

“Creo que debemos luchar para seguir haciendo cine venezolano y hacer cine por mujeres y para las mujeres, escribir historias sobre mujeres. Creo que es muy importante en este momento acoplarnos al movimiento mundial para que las mujeres tomemos los espacios que antiguamente tenían solamente los hombres”, destacó la cineasta sobre su experiencia como fémina realizadora en la industria nacional.

Aguilera inició su trayectoria con la asistencia de dirección y edición de largometrajes para televisión. También se ha dedicado a la realización de documentales, micros y cuñas institucionales con su casa productora Cenizas.

AVN –

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...