408 años del Niño Jesús de Escuque, patrono de la tierra de nubes

El dulce  Niño Jesús de Escuque, es una tradición trujillana que se celebra desde hace más de 400 años en el municipio Escuque conocido como la tierra de nubes, un hermoso pueblo rodeado de montañas, cabe destacar que el bello niño Jesús es patrimonio cultural religioso de todos los venezolanos, así mismo esta es una de la celebraciones religiosas más dulces y bellas en el estado Trujillo, donde por tradición se realiza una linda procesión efectuando todo un expresivo recorrido por el bello pueblo, donde la encantadora imagen sale a  llenar de bendiciones, y en el que los cielos se visten de hermosos colores realizando un espectáculo admirable de fuegos artificiales.

El templo donde se encuentra la imagen del niño Dios se encuentra ubicado al frente de la Plaza Bolívar, santuario parroquial significativamente hermoso, en el que venera la imagen del  Santo Niño Jesús, Patrono de esta población, su imagen fue traída a la tierra de nubes hace más de 400 años y cuyas fiestas patronales se celebran cada 14 de enero, gozando de gran popularidad y proyección. En estas fiestas se puede observar toda la espontaneidad y alegría de este pueblo trujillano y la satisfacción de sus visitantes por la sinceridad y hospitalidad de su gente, que  hacen sentir en casa.

Esta hermosa celebración agrupa a miles de fieles feligreses devotos al niño Dios el cual se llenan de fe para realizar sus peticiones ante la dulce imagen, cabe destacar que su celebración congrega a miles de personas de distintas partes del país, quienes desde la noche anterior al día central amanecen expresándole con gran alegría una encantadora serenata con canciones dedicadas al pequeño patrono.

Prensa Corporación Trujillana de Turismo

 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...