Mariajose y Cristel se alzaron con el primer lugar de Trujillo Tiene Talento

La Concha Acústica trujillana se cubrió con sus mejores galas para recibir la gran final  del concurso Trujillo Tiene Talento (TTT), evento único en la entidad que se llevó a efecto el pasado miércoles 11 de octubre y en el cual se presentaron más de 15 artistas del estado, resultando como ganadoras del primer lugar las bailarinas Mariajose Valera y Cristel Villegas, del municipio Trujillo.

El segundo y tercer lugar fueron para el cantante Jairo Márquez y los músicos Leonard Apure y José Roa, respectivamente; mientras que el premio especial del público también se lo llevaron las jóvenes Mariajose y Cristel, con más de 500 votos en las votaciones realizadas a través de las redes sociales de la Coordinación Trujillana de Cultura (CTC).

Todos los participantes demostraron su potencialidad y alto nivel artístico sobre la escena, cada uno de ellos dejó en las tablas de la Concha su talento y entrega, para transformar el ambiente en una gran celebración cultural, que fue disfrutada por los más de 500 asistentes al evento.

Trujillo Tiene Talento es una propuesta impulsada por el Gobierno Bolivariano de Trujillo, a través de la CTC, con la intención dar a conocer el talento cultural y artístico existente en nuestra entidad, brindándoles a los interesados una oportunidad de presentarse en diversos escenarios, compartir con otros artistas, vivir nuevas experiencias y aprender de reconocidos talentos trujillanos.

Presentación del jurado

Eran las 6 de la tarde cuando el público trujillano prorrumpió en aplausos para iniciar con el evento. El negro escenario de la Concha Acústica se iluminó y una figura conocida salió de entre los telones, jocoso y divertido Jesús Felipe Rubio, envestido en su famoso personaje el Capitán Barrios, salió escena para dar una muestra de su maestría actoral y hacer de presentador del bailarín Andrés Valderrama.

Unas hermosas alas blancas se deslizaron por las tablas, suaves y fluidos movimientos llenaron el espacio, en una presentación que dio cuenta de la maestría de Valderrama en el mundo de la danza. Libre expresión y sutileza fueron parte de ese pequeño interludio, en el cual el bailarín y coreógrafo trujillano contó su historia a través de su cuerpo.

El Capitán volvía a su lugar para compartir la escena con su amigo Casiano (Ramón Gil) y juntos presentar al  también jurado Gabriel Bastidas, quien dedicó una par de canciones al pueblo trujillano.

Una noche única

Luego de este preludio, en el cual los tres jurados dejaron de manifiesto su nivel artístico, inició la presentación, tres horas de espectáculo ocuparon la noche, uno tras otro los artistas desfilaron por el escenario dando una muestra de su talento. La primera presentación fue de las Platinum Girls, un dúo de bailarinas trujillana, quienes presentaron una danza contemporánea que hablaba sobre el reconocerse a sí mismo.

De Rafael Rangel la voz de Rebeca Mogollón llenó el espacio, cubriendo cada rincón con su calidez y brillo, mientras que los jóvenes Juan Brizuela y Fernando Hernández reventaron las tablas con un movido baile urbano.  La calma volvió a la escena con la presentación de Jhineylin Espinoza, quien le regaló una canción al público presente.

También del Eje Panamericano Analiris Timaure se arriesgó con una propuesta interesante, donde la danza y la dramaturgia se fusionaron para hablar de Doña Bárbara. El Pampanero de corazón y de pura cepa Jairo Márquez prorrumpió en la escena con su poderosa voz, llegando hasta cada rincón con su canto. El silencio tomó de nuevo la escena y la Reina de Sorte se apoderó de la Concha, a través de la presentación de Ana Colmenares, una danza contemporánea que habló sobre sobre este culto venezolano.

Las velas se apagaron, la música cambió y una vibración tomó el escenario, al frente dos figuras inmóviles enmarcaron a Libertad Tinoco, mientras la artistas maravillaba a los presentes con una puesta en escena y una pieza pictórica que cobró vida ante los ojos de cientos de espectadores.

Talento y más Talento

Desde el fondo del escenario llegó la voz de Claudio Fernández, el mariachi de Boconó, quien deleitó al jurado y a la audiencia con una ranchera y su presencia. Nuevamente los géneros urbanos aparecieron en la escena, primero con la presentación de Lil Warriors, los pequeños guerreros que pusieron a temblar la Concha Acústica, para darle paso a Yailin Araujo, quien sorprendió con una puesta en escena rítmica y completa.

Todo un espectáculo dancístico se prendió cuando las jóvenes Mariajose y Cristel entraron en la escena, encendieron  las barras con movimientos sincronizados y un despliegue de luces que fortaleció su presentación. Luego de esa propuesta dos sillas vacías se enmarcaron el espacio, en espera de Leonard y José, quienes con instrumentos en mano recorrieron Venezuela, en un popurrí, que incluyó la ejecución de cuatro, mandolina, bajo y maraca, para terminar con una pieza dedica a Boconó.

El último en presentarse fue el  grupo Project G, jóvenes que representaron al municipio Valera y quienes dieron muestra de su alto nivel y dedicación, así como de su evolución desde el principio de TTT.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...