EE.UU. y México luchan por sus intereses en el TLCAN

Los representantes de México, Canadá y Estados Unidos se reúnen este miércoles en Washington D.C. para dar inicio a la primera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio  de América del Norte (TLCAN) el cual finalizará el próximo domingo 20 de agosto.

La ronda inicial para la revisión del tratado comercial  por primera vez en 23 años será inaugurada este miércoles por el negociador comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer; la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, y el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

A este primer encuentro que busca reformar el acuerdo comercial, seguirán reuniones en México y una tercera en Canadá. Se esperan entre 7 y 9 rondas.

Los países han fijado en cuatro puntos la agenda de conversaciones competitividad, oportunidad, inclusión y certidumbre para adecuar el TLCAN a los nuevos escenarios económicos y la presencia cada vez más fuerte de China en la región.

Reforma al TLCAN


Estados Unidos

El TLCAN con México y Canadá fue “el peor acuerdo comercial de la historia”, declaró Trump cuando era el candidato presidencial. Acusó al pacto de elevar el déficit comercial de Estados Unidos con México, de haber hecho que muchas fábricas de mudaran a su vecino del sur y con ello haber eliminado empleos estadounidenses

Estados Unidos asegura que su máxima prioridad es reducir el déficit comercial de 64 mil millones de dólares que tiene con México y de 11 mil millones de dólares con Canadá. También quiere evitar la manipulación cambiaria de sus socios comerciales, fortalecer las reglas de origen del TLCAN y eliminar un mecanismo de resolución de disputas bajo el denominado Capítulo 19, que Canadá quiere mantener en el acuerdo.

De los más de 100 objetivos que EE.UU. se planteó para la renegociación del TLCAN, por lo menos cinco que pueden generar conflicto: déficit en la balanza comercial de Estados Unidos, capítulo 19 sobre controversias, comercio electrónico, barreras a la agricultura y reglas de origen.

Analistas han destacado que la renegociación del acuerdo comercial es parte de los planes del Gobierno de Trump para restaurar algunos de los 7 millones de empleos en fábricas que Estados Unidos ha perdido desde que el mercado laboral manufacturero de Estados Unidos alcanzó su punto máximo en 1979.

El TLCAN atrajo a muchos fabricantes a México, donde aprovecharon la mano de obra más barata.


México

Los representantes mexicanos esperan  mantener el TLCAN en sus términos actuales y reforzar el capítulo energético, facilitar la integración en infraestructura de telecomunicaciones, fortalecer la propiedad intelectual y lograr un mayor acceso de prestadores de servicios financieros e inversionistas mexicanos a Estados Unidos y Canadá.

Para el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, demandó al Gobierno dejar el capítulo agropecuario fuera de la renegociación al acusar que el tratado ha sido devastador para el sector ya que se afectó a 600 mil pequeños y medianos ganaderos y se perdió un millón de empleos.

El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) sostuvo que la postura conservadora por parte de México sobre la modernización del tratado no atiende el problema de  la pérdida de la productividad y competitividad en la región frente a los países asiáticos, con lo que se mantiene una alta dependencia en insumos intermedios y bienes de capital.

En un comunicado divulgado por la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), las asociaciones llamaron a “todos los sectores sociales” a participar en la protesta que se realizará en la Ciudad de México.

>> Grupos sociales marchan contra renegociación de TLCAN en México

La plataforma asegura que el inicio de conversaciones formales sobre el TLCAN forma parte de un “proceso antidemocrático” en el que no participan organizaciones campesinas, sindicales y sociales, “sin transparencia y sin el contrapeso del Poder Legislativo”.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte senatorial, Marcela Guerra Castillo, afirmó que en las discusiones “se deben anteponer los intereses mexicanos y los derechos de los trabajadores para que los beneficios del acuerdo comercial beneficien directamente a la sociedad, por encima de cualquier otro interés, ya sea privado o de grupo”.

Telesur

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...