Vehículos autónomos navegarán territorios desconocidos

Christoffer Heckman manifestó que la nueva tecnología tendrá también un impacto sociológico, porque las personas deberán acostumbrarse a algo “con lo que no sabrán qué hacer”.

Con la incorporación de la percepción robótica y la teoría de control, los automóviles autónomos del futuro cercano serán capaces de tomar decisiones de alto nivel sobre su ambiente y eso cambiará a la sociedad entera.

Así lo dio a conocer el profesor del Departamento de Ciencias de la Computación en la Universidad de Colorado (CU), en Boulder (EE.UU.), Christoffer Heckman, quien dirige un proyecto conocido como “Carro Ninja” cuya tecnología es diferente a la de los vehículos autónomos actuales.

Heckman y los seis estudiantes de doctorado que forman parte del Grupo de Robótica y Percepción Autónoma en CU-Boulder se enfocan en el desarrollo de nuevas tecnologías en dos áreas: percepción robótica la capacidad de entender el mundo por medio de sensores y teoría de control para decidir por medio de un conjunto de algoritmos cómo se va a actuar según ese entendimiento.

El equipo afirma que esa combinación permitirá que los algoritmos transformen las imágenes captadas por las cámaras de los vehículos en superficies, texturas y objetos 3D, de modo que el vehículo decida “qué es posible hacer” en cada caso, como doblar, acelerar, frenar y otras acciones.

Esa tecnología es diferente de la que actualmente se usa en los vehículos autónomos, los cuales emplean mapas y modelos 3D incorporados en sus computadoras y deben comunicarse con un servidor para procesar sus algoritmos.

“Los vehículos autónomos están a punto de llegar y si queremos que los carros ya no tengan volantes, se debe tener en cuenta, al desarrollar esos vehículos, las carreteras congestionadas y resbaladizas”, señaló.

Pero el científico y sus estudiantes no se quedan solo ahí, las expectativas de estos crecen para su “carro Ninja”, porque si esos vehículos logran conducirse en un ambiente terrestre totalmente nuevo y del que no existan mapas, entonces también podrán hacerlo en el espacio.

“Si queremos enviar un vehículo de exploración a Europa, una de las lunas de Júpiter, la distancia promedio a la tierra es de 33 minutos-luz. Eso representa un gran desafío para tele-operar el vehículo, algo que puede ser mitigado dándole mayor autonomía”, enfatizó.

Aunque los prototipos de los “carros Ninja” ya existen, aún no están listos para navegar por las calles. Pero cuando próximamente lo hagan, las primeras pruebas se realizarán en el área cercana a Boulder, en caminos con barro, nieve o hielo.

 

TeleSUR

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...