Un donante de sangre puede salvar hasta tres vidas

Al año, en el Perú se necesitan más de 540 mil unidades de sangre, de las que solo se colectan 183 mil unidades aproximadamente, a través de donaciones voluntarias y por reposición, una cifra que representa solo el 33.8% del total requerido.La donación voluntaria es la más recomendada y segura, pero no es la más usual. Solo el 5% de la sangre donada proviene de esta forma, por lo que la promoción de campañas de donación es importante.

Donar sangre es un acto de confianza. Así lo explica Juan Carlos Peñaranda, jefe del Banco de Sangre del Instituto de Salud del Niño San Borja. “Lamentablemente, la sangre todavía no se puede fabricar. Es un recurso terapéutico importantísimo, que permite obtener la recuperación de los pacientes. Nosotros apelamos a la voluntad de las personas, de cada donación se puede salvar la vida de hasta tres personas”, comento. 

En el Perú se necesitan al año 540 mil unidades de sangre y sólo se colectan 183 mil unidades aproximadamente a través de donaciones, lo que representan el 33.8% del total requerido.
Anualmente, las mujeres pueden donar hasta tres veces, mientras que los hombres pueden hacerlo hasta en cuatro ocasiones.
 

Vampiros. En el país, la comercialización de sangre es un delito ético y moral. Para las mafias de esta ilegal acción le quitan el sentido a un acto que debe ser voluntario. Los denominados “vampiros” venden la sangre entre 70 y 500 soles, dependiendo del tipo de sangre. Los factores RH negativos son los más buscados y el precio de una unidad bordea los 400 y 500 soles.

El tipo de sangre más requerido es el O positivo, pues el 80% peruanos tienen esa sangre. Este tipo de sangre es el más común y es considerado el dador universal, ya que es compatible con todos los tipos de sangre. El médico Alex Jaymez comenta que donar es sencillo. Tener entre 18 y 55 años, hábitos saludables y libres de enfermedades infectocontagiosas son aptas para donar. Además, se debe haber consumido alimentos en las 6 horas previas a la donación y no estar embarazada. Las personas con asma, con tatuajes y de hasta 65 años, pueden donar pero con ciertas restricciones. 

“Luego de los 12 meses de realizado el tatuaje, las personas ya pueden acudir a donar. En el caso de las personas que presentan episodios de asma, estos pueden donar cuando la crisis esta controlada. Las personas mayores de 55 años pueden donar si presentan un óptimo estado físico”, explica Jaymez. 

 

Del total de unidades de sangre colectadas sólo un 5% corresponde a los donantes de tipo voluntario no remunerado, teniendo un 95% de donantes que son los familiares o de reposición.

El proceso de la donación de una unidad de sangre, 450 centímetros cúbicos o medio litro de sangre, dura entre 2 y 3 horas en el conducto regular. Cabe resaltar que durante las campañas de donación, el salto de una de las etapas permite que se realice en 30 minutos. Amparo Guillén, médico jefe del Banco de Sangre de SANNA San Borja, define las etapas del proceso.

Una entrevista personal es el primer paso. Aquí se averigüan los antecedentes médicos de los posibles donantes y se recaba información sobre sus hábitos de vida saludable. Esta fase involucra plena confianza en las referencias que este da. El segundo paso es una prueba de hematocritos que dará información sobre los niveles de hemoglobina de los posibles donantes. La baja hemoglobina de los posibles donantes es la principal incidencia de rechazo.

 

Entre los requisitos para ser donante están ser 18 y 55 años, pesar 50 kilos como mínimo, ser saludable, haber comido en las 6 horas previas a la donación y no estar embarazada.

En una campaña de donación voluntaria, y por la premura del tiempo, el siguiente paso es la extracción de sangre. Sin embargo, en una donación regular, el siguiente paso es una prueba de descarte de enfermedades infectocontagiosas como sífilis, VIH y hepatitis. La conservación varía de acuerdo al tipo de componente extraído. Glóbulos rojos, plaquetas y plasmas tienen diferentes fechas de vencimiento.

Conservación. Cada componente es guardado de manera separada y dependiendo de sus necesidades de conservación. Los glóbulos rojos duran entre 32 a 42 días a temperatura de 6°C; las plaquetas, que duran solo 5 días, deben ser almacenadas a temperatura ambiente y en agitadores que le den un movimiento constante y rítimico; mientras que, el plasma puede ser almacenado durante un año, congelados a -4° C.

 

La prueba de hematrocitos es el primero de los exámenes para saber si uno puede ser donante o no.

Tras la donación, consuma una comida ligera que aporte agua, azúcar y sales minerales. No se esfuerce en actividades físicas y una buena opción es beber un vaso con agua. No tenga miedo y acuda a donar. Esa acción puede salvar la vida de otros.

 

Agencia

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...