Parto humanizado protege a las madres de la violencia obstétrica

Este 7 de junio se celebra el Día Internacional por los Derechos del Nacimiento y el Parto Respetado, a fin de sensibilizar a la sociedad del acto del nacimiento como un hecho único en la vida que marca el posterior desarrollo psicoemocional de ser humano y en Venezuela se promueve este derecho a través de la Constitución y sus leyes.

El 8 de marzo pasado, el presidente Nicolás Maduro, durante el acto con motivo de la incorporación al Panteón Nacional de los restos simbólicos de las heroínas Hipólita, Matea y Apacuana, instruyó la realización de una campaña nacional a favor del parto humanizado, como parte de las políticas para el empoderamiento y protección de la mujer.

Maduro ratificó su compromiso con los procesos humanos que deben comenzar desde el vientre materno, “poner todo el poder del Gobierno y del Estado de la revolución, abrazar y amar a la mujer venezolana que está trayendo al mundo el futuro de nuestra patria”, expresó.

La demanda mundial se orienta a la erradicación de la violencia obstétrica, a preservar el derecho de la mujer a un parto natural y que en ese momento pueda estar acompañada por una persona de confianza —sea parto vaginal o cesárea— además de elegir la posición en la que quiere parir y facilitarle la lactancia materna después del parto.

El artículo 51 de la Ley Orgánica del Derecho de las Mujeres a una vida Libre de violencia define la violencia obstétrica como “aquellos actos constitutivos ejecutados por el personal de salud” relacionados con la atención no oportuna, la imposición de posiciones no adecuadas para dar a luz, así como inducir a métodos como el parto por cesárea aun cuando sea viable el parto natural.

En el artículo 76 de la Constitución está consagrada la obligación del Estado de garantizar asistencia y protección a la maternidad desde la concepción, durante el embarazo y parto.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...