Altos niveles de colesterol pueden deberse al hipotiroidismo

Los altos niveles de colesterol en la sangre pueden estar asociados a un trastorno tiroideo conocido como hipotiroidismo el cual se caracteriza por la falta de hormonas tiroideas, dijo el Dr. Jesús Rocca, médico endocrinólogo de la Clínica Ricardo Palma y miembro de la Sociedad Peruana de Endocrinología con motivo de la Semana Internacional de la Tiroides.

El especialista añadió que a toda persona con niveles de colesterol alto se le debe evaluar el funcionamiento de la glándula tiroides para descartar hipotiroidismo porque este es un signo de alerta frecuente en personas con este trastorno tiroideo y muchas veces la única razón por la que van a la consulta.

El hipotiroidismo es uno de los trastornos de la glándula tiroides que se presenta con mayor frecuencia en la población. Se estima que afecta a más de un millón de peruanos.

Aproximadamente, 5 % de la población mundial, principalmente del sexo femenino, esta afectada por esta enfermedad y esta cifra llega a un 15% de la población por encima de los 55 años de edad. Por cada paciente con hipotiroidismo clínico hay dos subclinicos (niveles de TSH altos y T4 normal) los cuales no tienen síntomas, pero pueden asociarse a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

La mayoría de los casos de hipotiroidismo aparecen por la tiroiditis de Hashimoto, inflamación crónica de la glándula tiroides, que impide producir la cantidad suficiente de hormonas tiroideas que el cuerpo necesita para su buen funcionamiento. Últimamente se está observando más frecuentemente en pacientes que reciben medicamentos para el cáncer (quimioterápicos) y que por alguna razón han tenido que recibir irradiación en la región cráneo-cervical.

Quienes tienen mayor riesgo de presentar hipotiroidismo son las personas que padecen o tienen familiares con enfermedades autoinmunes (asma, vitíligo, artritis, lupus, etc.), así como también aquellos con antecedentes de irradiación en la cabeza o el cuello, o que consumen medicamentos que tienen yodo en su composición.

Entre los síntomas que se presentan está la intolerancia al frio, dificultad para concentrarse, cansancio, piel seca, movimientos lentos del cuerpo, estreñimiento, somnolencia, ronquidos, uñas y cabellos quebradizos. En el caso de las mujeres también puede haber infertilidad, hirsutismo, trastornos en la menstruación u ovarios poliquísticos. Además, puede haber anemia, hipertensión arterial, dislipidemia y asociarse a deficiencia de vitamina B12.

El hipotiroidismo es una enfermedad crónica, pero las personas que lo padecen pueden tener una vida totalmente normal si reciben y cumplen el tratamiento de reemplazo de hormonas tiroideas que es lo que ayuda a controlar la enfermedad.

A fin de recibir tratamiento temprano el Dr. Rocca, recomendó a quienes presentan niveles de colesterol elevado o alguno de los síntomas mencionados hacerse un dosaje de hormonas tiroideas para descartar o detectar tempranamente este trastorno tiroideo.

También deben tener una evaluación de sus hormonas tiroideas la población de riesgo que son: todas las gestantes, mayores de 60 años, recién nacidos, personas afectadas de enfermedades autoinmunes, los que han recibido quimioterápicos o han recibido radioterapia y toda mujer que desee embarazarse, especialmente, si tiene antecedentes de alguna enfermedad tiroidea.

Agencia

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...