GNB en Táchira ha incautado tonelada y media de droga de enero a mayo 2017

El Gobernador Bolivariano del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora,  junto al G/B César Méndez López, jefe del Comando de Zona para Orden Interno N. 21 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), confirmaron la incautación de tonelada y media de drogas desde enero hasta los días que transcurren del mes de mayo de 2017 en la entidad andina.

Ambas autoridades, al detallar la retención de 668 mil 315 kilogramos de cocaína y 364 mil 636 kilogramos de marihuana en lo que va de año, afirmaron la lucha frontal contra el tráfico ilícito de estupefacientes.

Por su parte, el G/B Méndez López, sobre los operativos desarrollados en los últimos 41 días, informó la retención de 574 mil 607 kilogramos de drogas.

Cuando describió cada procedimiento, destacó la pericia del Comando Antidrogas al detectar 100 panelas de marihuana en una trocha ubicada cerca del Punto de Control La Pedrera, municipio Libertador.

Al respecto, José Gregorio Vielma Mora, fue enfático en reseñar los 81 kilogramos de droga incautados en camuflaje de guantes de carneza, para ser enviados el exterior por una empresa de encomiendas, donde tres ciudadanos (incluida una mujer)  resultaron detenidos.

Tanto el jefe del Zonal 21 como el primer mandatario regional, manifestaron la disposición  de las autoridades militares y policiales para neutralizar toda acción delictiva que derive de actos ilícitos como el tráfico de drogas.

Hechos vandálicos

Reprochó Vielma Mora, las acciones de vandalismo ocurridas en la Universidad Católica del estado Táchira y señaló los ciudadanos Deivy Jaimes Pinto y Carlos Luis Prado Ortega, como autores de los ataques que recibió la reconocida universidad.

“Hay imágenes y expresiones verbales que dan cuenta del odio, violencia y maldad protagonizada por estos jóvenes”, citó.

Otro de los casos, mencionados por el gobernador del Táchira, se refieren al secuestro de 4 unidades de transporte público secuestradas por la avenida Ferrero Tamayo, “40 delincuentes procedentes de distintos sectores populares de la ciudad de San Cristóbal siembran el terror en dicha zona”, apuntó.

Ante los hechos ocurridos en Colón municipio Ayacucho, Vielma mora comentó la detención de Jesús Manuel Damont Bonilla, quien llevaba en un morral balines, bomba molotov y heces fecales.

En el lugar- prosiguió – 300 personas atacaron el Centro de Coordinación Policial de la capital del municipio Ayacucho “afectando a funcionarios policiales y guardias nacionales, quienes ejercen una función de resguardo y prevención del delito”, indicó.

Seres humanos quemados

Fabián Uquillas, presidente del Instituto del Deporte Tachirense, calificó de intento de homicidio, la acción vandálica donde resultó quemado el joven atleta Edwin Alfredo Duarte Pérez, con 40% de quemaduras en el cuerpo, por una bomba molotov (lanzada a una camioneta por puesto).

“El joven quemado es un baluarte del beisbol con exitosas destrezas como pícher y hoy vemos con dolor una carrera frustrada”, replicó.

Uquillas llamó a la paz con cordura y tolerancia, “no debemos dejarnos llevar  por los niveles de odio que vemos a diario en las calles”.

Comunidades afectadas

Familias afectadas por los actos violentos, también fijaron posición, Ruth Cuellar, relató que la urbanización Cívico-Militar ubicada en la avenida Ferrero Tamayo ha sido atacada de manera constante, afectando bienes privados.

Dijo Cuellar, que 144 familias claman tranquilidad ante la zozobra que ha diario viven en el sector, “pedimos por Dios, no arremetan con nuestros apartamentos”.

Finalmente, Wilson Vivas, habitante de la urbanización “Villa Esperanza”, ubicada frente al Hospital del Seguro Social de la ciudad de San Cristóbal, solicitó protección y consideración hacia las personas que acuden  al centro asistencial, “cierran la vía y no dejan transitar enfermos, ni pacientes en situación de emergencia”.

 

Prensa: DIRCI

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...