Reconozca las enfermedades pulmonares más comunes en las mujeres

Aparte de la bronquitis, muchas enfermedades pulmonares eran más comunes en los hombres, pero el aumento de mujeres fumadoras a emparejado la estadística.

• Asma – una enfermedad en la que se inflaman (hinchan) las vías respiratorias de los pulmones y reaccionan fácilmente a ciertos factores como los virus, el humo, el polvo, el moho, el pelo de los animales, las cucarachas o el polen.

Las vías respiratorias inflamadas se estrechan y se dificulta la respiración. Puede experimentar presión en el pecho, sibilancia, respiración entrecortada o una tos que no desaparece o empeora con el tiempo. Más mujeres que nunca antes están muriendo de asma, debido a que más mujeres han comenzado a fumar en los últimos 20 años.

• Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) – término utilizado para describir dos enfermedades pulmonares estrechamente relacionadas, el enfisema y la bronquitis crónica. A menudo, estas enfermedades se padecen al mismo tiempo.

La bronquitis crónica es una inflamación que termina por dejar cicatrices en las paredes de los conductos bronquiales (conductos que conforman el interior de los pulmones.) Las mujeres presentan tasas más altas de bronquitis crónica que los hombres. El enfisema ocasiona que las paredes entre los alvéolos pulmonares dentro de los pulmones se debiliten y fracturen, haciéndole más difícil sentir que obtiene suficiente aire.

Aunque más hombres que mujeres padecen de enfisema, éste padecimiento va en aumento entre las mujeres. Los síntomas pueden incluir una tos que no desaparece o empeora con el tiempo, aumento en la cantidad de moco, la frecuente necesidad de despejar la garganta, respiración entrecortada o problemas al hacer ejercicio.

• Cáncer del pulmón – cuando las células anormales (malignas) se dividen controladamente en los tejidos del pulmón, y también pueden invadir los tejidos circundantes o propagarse a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo. Existen dos tipos de cáncer del pulmón: cáncer de células no pequeñas (las células cancerígenas se reproducen en los tejidos de los pulmones) y el cáncer de células pequeñas (ocurre más frecuentemente en personas que fuman o que fumaban.).

Consulte a su médico si experimenta alguno de los siguientes síntomas de cáncer del pulmón: una tos que no desaparece o empeora con el tiempo; dolor constante en el pecho; tos con sangre; ronquera o sibilancia; problemas continuos de bronquitis o neumonía; hinchazón del cuello y rostro; pérdida del apetito o de peso y fatiga excesiva.

Agencia

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...