Unicef urge a prohibir los castigos corporales en escuelas de Malasia

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) urgió hoy a Malasia a prohibir el castigo corporal en las escuelas y evitar así sucesos como la muerte de un alumno tras recibir una golpiza.

La vocera de esa organización aquí, Marianne Clark-Hattingh, calificó esa práctica de cruel, inhumana y degradante, y criticó que sea vista como la única forma de disciplinar a los menores, sobre todo en sus centros de enseñanza.

‘Hay consecuencias para nuestra inacción (…) las heridas que le causamos a los niños ahora se convertirán en cicatrices físicas, pero sobre todo emocionales el resto de sus vidas’, aseguró, al referirse también al impacto socioeconómico del problema y exigir respeto a los infantes.

En ese sentido, Clark-Hattingh lamentó el fallecimiento ayer de Mohamad Thaqif Amin Mohd Gaddafi, de 11 años, después de ser azotado por un trabajador de su escuela con una manguera. Antes de morir los médicos le amputaron ambas piernas por una infección.

La funcionaria de Unicef advirtió que ese incidente es la clara evidencia del resultado de recurrir a la violencia y la agresión como supuesto método educativo.

El incidente causó conmoción nacional y la policía arrestó al responsable bajo los cargos de abuso y asesinato.

Prensa Latina 

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...